Género Pterophyllum. La Enciclopedia completa. TOMO I.


 

06 - Biología de los peces. Género Pterophyllum

La línea lateral
La línea lateral es un órgano situado a ambos lados del cuerpo del pez, y está constituido por una sucesión de células neurorreceptoras sensibles a la presión del agua; están dispuestas a lo largo de canales epidérmicos que se comunican con la superficie de la piel mediante poros. En muchos casos estos poros son bastante visibles y dibujan una línea más o menos curvada que va desde el opérculo branquial a la raíz de la aleta caudal. A través de ella, los peces pueden detectar mínimas variaciones de presión en el agua.


Identificación de las líneas laterales (Atreyu Planetacuario)

En nuestros Pterophyllum, esta línea lateral se encuentra dividida claramente en dos secciones, la primera que arranca desde el opérculo hasta casi el final de la aleta dorsal es curva, presentando una segunda sección que arranca desde la misma altura hasta la aleta caudal siendo de forma recta y siguiendo el eje de simetría del cuerpo.


Detalle de las líneas laterales (Atreyu Planetacuario)

Las escamas ubicadas en la línea lateral tienen una forma diferente con las restantes del Escalar, poseen pequeños orificios que comunican el exterior con las células sensitivas y terminaciones nerviosas que encontraremos por debajo. En la siguiente fotografía podemos apreciar mejor la forma mencionada.


Sección de la línea lateral trasera (Atreyu Planetacuario)

La fotografía ampliada de una sección de la línea lateral que corresponde con el recuadro de la primera fotografía nos muestra los orificios de las escamas de la línea lateral.


Detalle sección escama línea lateral (Atreyu Planetacuario)

Conforme avanzan los estudios e investigaciones, la línea lateral se descubre como un órgano sensorial bastante más complejo de lo que en un principio se pensaba.
Las células que se hallan por debajo de la línea lateral son ciliadas denominadas neuromastos. Sobre los neuromastos encontraremos una masa gelatinosa producida por el mismo neuromasto y a la que se le conoce con el nombre de cúpula.
Entre las funciones que realiza este órgano sensitivo tan especial y único, se encuentra el sentido de la dirección, esta función mecanoreceptora es activada por las ondas producidas en el agua, vibraciones, etc. permitiendo a los Escalares identificar la presencia de otros peces, e incluso recibiendo la reverberación de sus propios movimientos ubicar con precisión la situación de objetos a su alrededor. Otras funciones que han comenzado a ver la luz son al parecer la detección de las variaciones de temperatura (décimas de grado), presión de la columna de agua y también cambios de la salinidad.
Esta línea lateral es capaz de percibir vibraciones de muy baja frecuencia.
Estudios de laboratorio han demostrado científicamente que los peces ciegos se pueden alimentar por el uso exclusivo de la línea lateral, con una eficiencia o porcentaje de éxito en la captura de presas prácticamente normal. Como resultado de las funciones tan peculiares de la línea lateral, esta permite a grandes cardúmenes de peces nadar al unísono para protegerse del ataque de los predadores, a la vez que evitan colisiones.