Género Pterophyllum. La Enciclopedia completa. TOMO I.


 

06 - Biología de los peces. Género Pterophyllum

El sistema digestivo
El aparato digestivo de los peces lo conforman la boca seguida de la faringe (conteniendo lateralmente los arcos branquiales), le sigue el esófago, y el estómago.
El tamaño, longitud del intestino variará dependiendo del tipo de alimentación de los peces, en el caso de peces como el Pterophyllum donde sus hábitos son eminentemente depredadores será corto y más largo en aquellos peces que son herbívoros.

Cuando el intestino es corto (especies carnívoras) su digestión es breve, el intestino presentará largas circunvoluciones en aquéllas que son vegetarianas (puede alcanzar varias veces la longitud del cuerpo), dando más durabilidad al proceso de la digestión.
Los excrementos sólidos son eliminados por el ano, mientras que los desechos líquidos son evacuados por la orina mediante los riñones y por las branquias.

Los órganos como el hígado y el páncreas forman parte del aparato digestivo favoreciendo la digestión, estos órganos serán los encargados de la segregación de la bilis al igual que con la generación de glucógeno generando por tanto reservas.

La Boca
En los peces el tamaño y la forma de la boca nos proporciona una interesante información acerca de la dieta alimenticia de cada especie.


Posición y forma de la boca (donpescadon.blogspot.com)

La boca se sitúa en posición inferior en los peces que toman el alimento del sustrato -C-, mientras que lo hace en posición superior en aquéllos que buscan su alimento bajo la superficie del agua -B-. Para aquéllos que buscan y obtienen el alimento en posición central tenemos el gráfico -A-.

Dependiendo de la posición de la boca reciben diferentes nombres, siguiendo la representación del dibujo superior serían, -A- Boca Terminal, -B- Boca Supera y -C- Boca Ínfera.


Detalle boca (1)  -  Detalle boca (2) (Atreyu Planetacuario)

En la boca de los Pterophyllum, la mandíbula (inferior) sobresale del maxilar (superior), en apartados anteriores ya se mencionaba que además esta es protráctil, afilada y ligeramente elevada, cuando su boca está cerrada nos parece pequeña, sin embargo, cuando la abren (proyectándola hacia adelante), podemos sorprendernos por el tamaño que llega a alcanzar.

Nuestros Pterophyllum producen algunas veces una especie de chirridos que se hacen audibles.


Detalle en su acción protráctil (Atreyu Planetacuario)

La boca y cavidad bucal no sólo formarán parte de aparato digestivo, si no que evidentemente compartirán sus funciones con el aparato respiratorio. Cuando es empleada en su alimentación está limitará sus funciones a seleccionar y seccionar el alimento enviándolo al estomago.
En algunas especies de peces herbívoros su función puede pasar a la masticación e incluso predigestión.

La boca de los Pterophyllum está como en los otros peces rodeada de los labios. Bajo la mandíbula (inferior) encontramos la mejilla y el mentón.

En el interior de la cavidad bucal es donde encontraremos la mayor concentración de papilas gustativas al igual que en la lengua, además de las que se encuentran distribuidas por otras partes del cuerpo.


Detalle papilas gustativas en la boca (Atreyu Planetacuario)

La lengua no posee movimiento propio, haciéndolo con la acción de la mandíbula (inferior) y del hueso hioideo de la cabeza. La lengua está formada por el engrosamiento del epitelio de la base bucal, careciendo de musculación.


Identificación de la zona bucal y peribucal de los Pterophyllum (Manu_KP Planetacuario)

Las mandíbulas y maxilares de los Pterophyllum están dotadas de dientes, los cíclidos y entre ellos nuestro género presentan a parte de las mandíbulas y maxilares bucales (inferior y superior), las mandíbulas faríngeas.

Los dientes que presentan los peces nos dan una idea del tipo de alimentación, en el caso de nuestros Escalares estos se presentan en hileras, siendo puntiagudos semejando a una especie de colmillos.
Los dientes serán reemplazados cuando se deterioren y caigan, pudiendo suceder varias veces en la vida de nuestros peces.

Los Pterophyllum en sus hábitats se alimentan principalmente de invertebrados, pequeños crustáceos y larvas de insectos, de ahí la importancia de la forma y estructura de los dientes.


Detalle mandíbula inferior y dentición (1) - Detalle mandíbula inferior y dentición (2) (Atreyu Planetacuario)


Detalle mandíbula inferior y dentición (3) - Detalle maxilar superior y dentición (1) (Atreyu Planetacuario)

Los músculos de la faringe, junto a las osificaciones inferior y superior crean un segundo sistema de mandíbulas que serán usadas para el procesamiento de alimentos, existiendo un reparto de las funciones entre las mandíbulas y maxilares bucales y las mandíbulas faríngeas, permitiéndoles crear un sistema algo más complejo que les permite procesar y capturar una amplia variedad de alimentos.